El movimiento ha perdido a un gran luchador. Camilo Cahis sucumbió a su enfermedad mental en la noche del pasado sábado 25 de abril. Nosotros, sus compañeros, estaremos siempre en deuda con él.

Estados Unidos es el número uno. . . en población carcelaria. En la "tierra de la libertad," varios millones de seres humanos se  consumen en jaulas en el nombre de la ley y el orden. Desde su crecimiento exponencial en las últimas cuatro décadas, no hay otra nación en el planeta que se acerque a la tasa de encarcelamiento de los Estados Unidos. En vez de darles  la ayuda que más necesitan, los trabajadores y los jóvenes que son los más afectados por la pobreza, el desempleo, el deterioro social inherentes al capitalismo, éstos son tratados brutalmente por la policía y traumatizados por las condiciones carcelarias infernales hasta que ya no representan un problema para el sistema.

Primero fue el escándalo provocado por Chelsea Manning y Julian Assange, sobre los escalofriantes crímenes de guerra de EE.UU. en Irak y Afganistán y la cínica conducta de la diplomacia norteamericana. Después, vinieron las revelaciones de Edward Snowden sobre la recopilación masiva de información ejercida por la NSA (la Agencia de Seguridad Nacional del gobierno de EE.UU.): supimos que todo lo que hemos leído, escrito, o hablado por teléfono o Internet en la última década o más, se ha registrado y archivado y puede recuperarse a discreción. Se les tildó de enemigos de Estado, de traidores, y se les amenazó con la pena de muerte, los tres o se encuentran en prisión o se han visto forzados a esconderse o exiliarse. Ahora, el gobierno de EE.UU., en una cínica maniobra pre-electoral, está sacando los trapos sucios a relucir hipócritamente, corroborando estas revelaciones, y otras depravaciones aún mayores del gobierno.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!