Israel y Palestina

"¿Puede alguien echarse fuego en el pecho sin quemarse la ropa? ¿Caminar sobre las brasas sin quemarse los pies? ?"(Proverbios 6:27-29)

El sábado 15 de junio, el Sindicato de Trabajadores del Puerto del Pireo (ENEDEP) se movilizó para impedir que el buque portacontenedores MSC ALTAIR con destino a Israel atracara en el puerto griego. El barco transportaba material de guerra, destinado a causar destrucción en Gaza. Gracias a que el bloqueo se mantuvo fuerte, el barco se vio obligado a desviarse hacia Italia, asestando un golpe a la maquinaria de guerra de Israel que debería servir de ejemplo para los trabajadores del mundo.

Millones de personas de todo el mundo se estremecieron horrorizados el domingo después de que un ataque aéreo de la Fuerza de Defensa Israelí arrasara un campamento para civiles desplazados en Rafah, matando al menos a 45 personas. Las redes sociales están llenas de imágenes de hombres, mujeres y niños quemados y desmembrados, asesinados mientras dormían. Lenin escribió una vez que el capitalismo es horror sin fin: en Gaza, esas palabras se escriben con fuego y sangre para que todo el mundo las vea.

Ayer los medios de comunicación de todo el mundo se estremecieron con la sorprendente noticia de que el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicita órdenes de captura por crímenes de guerra contra Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, y Yoav Gallant, el ministro de Defensa. 

El ataque a Rafah ha comenzado. El lunes 6 de mayo, las Fuerzas de Defensa Israelí lanzaron ataques aéreos contra la ciudad y conminaron a la evacuación de alrededor de 100.000 palestinos de los barrios orientales de la ciudad a las denominadas «zonas humanitarias» de al-Mawasi, hacia la costa, y a una zona al oeste de Jan Yunis.

El viernes 26 de abril, la policía israelí, fuertemente armada, allanó las oficinas en Nazaret del Partido Comunista de Israel (PCI), y de la coalición Hadash de la que forma parte, en vísperas de la manifestación anual, perfectamente legal, del Primero de Mayo. Esta vergonzosa violación de los derechos democráticos muestra la total hipocresía de los imperialistas que justifican su apoyo a la masacre de Israel en Gaza con referencias a que ésta es «la única democracia de Oriente Medio». Extendemos nuestra plena solidaridad a los miembros de Hadash y del PCI ante la represión del Estado sionista.

En más de 60 universidades y facultades de todo Estados Unidos estudiantes y profesores organizan campamentos en un movimiento creciente contra la masacre en Gaza. Toda una generación está siendo politizada y sacando conclusiones sobre la naturaleza del imperialismo, el papel de la policía y el Estado y la necesidad de acción colectiva.

En otro ataque escandaloso a la libertad de expresión, varios de nuestros camaradas austriacos han sido citados por un fiscal estatal por su apoyo a la CMI y a Palestina. Rechazamos rotundamente las acusaciones infundadas del Estado austriaco y expresamos nuestra total solidaridad con los camaradas objeto de este ataque.

Netanyahu está llevando su guerra a otro nivel. Está en un camino del que sabe que no puede retroceder si quiere seguir en el cargo. Y, sin embargo, sus acciones amenazan con desestabilizar todo Oriente Medio, con el riesgo cada vez más real de una guerra generalizada. La revolución también acecha a todos los regímenes de la región a medida que la ira de las masas alcanza cotas cada vez más altas. El próximo acto trágico, el bombardeo masivo y la invasión terrestre de Rafah, podría ser el punto de inflexión.

ACTUALIZACIÓN (26/01/24): En una resolución dictada hoy, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha decidido por mayoría que es "al menos posible" que Israel esté cometiendo actos genocidas en Gaza. La decisión supone un golpe a la indignada propaganda israelí de que lucha por defender la "democracia" frente a Hamás. También representa una vergüenza para los aliados de Israel en Occidente, que han respaldado su invasión a ultranza. Pero hay que reconocer que las medidas ordenadas son poco más que un tirón de orejas para Israel, y un recordatorio que debería mantener sus intenciones genocidas fuera del ojo público.

Israel describe su limpieza étnica en Gaza como una “guerra contra Hamás”, y describe cualquier apoyo a Palestina de “simpatía por el terrorismo”. Al mismo tiempo, Israel ha hecho todo lo posible para fortalecer la presencia de Hamás en Gaza, como contrapeso para los elementos socialistas y seculares de la lucha por la liberación palestina. Entonces, ¿quién está realmente alentando al terrorismo?

Se ha acusado a las protestas y manifestaciones en solidaridad con el pueblo palestino, masacrado por el ejercito israelí, de incitar la violencia en contra de los judíos. Esta es una campaña consciente para la criminalización y para silenciar el derecho democratico de demostrar apoyo hacia un pueblo oprimido . En particular, el “establishment” occidental ha condenado el uso del término “Intifada”, incluyendo cuando lo hemos usado los comunistas de la CMI.  Pero, ¿cuál es la actitud de los comunistas ante el antisemitismo, y cual es la verdadera naturaleza de la Primera Intifada?

Mientras las Fuerzas de Defensa Israelí (FDI) continúan bombardeando Gaza hasta convertirla en escombros ensangrentados, los combatientes Houthi (que controlan el oeste de Yemen) han tomado represalias lanzando misiles contra Israel y atacando la navegación comercial en el Mar Rojo. En respuesta, una coalición de 10 países, liderada por Estados Unidos, se ha comprometido a utilizar su poder naval para proteger los buques a lo largo de esta ruta comercial clave. Vemos con qué rapidez actúa la "comunidad internacional" cuando se ven amenazados los intereses capitalistas y sus representantes, y lo poco que cuentan las vidas palestinas en sus cálculos cínicos.

Un espeluznante reporte de la revista +972y Local Call("Fábrica de asesinatos en masa": dentro de el bombardeo calculado en Gaza (en inglés)), basados en testimonios de siete miembros actuales y retirados de la comunidad de inteligencia israelí, expone la sombría realidad sobre la Guerra de Israel en Gaza. El informe afirma que las Fuerzas de Defensa Israelí selecciona objetivos civiles conscientemente, eliminan a familias enteras como parte de su rutina y consideran la muerte de cientos de personas inocentes como “daño colateral”. Las fuentes dicen que estas tácticas

...

La libertad de expresión está bajo ataque. Los imperialistas aliados de Israel están perdiendo la guerra de la opinión pública mientras luchan por justificar el brutal castigo colectivo de hombres, mujeres y niños palestinos. Como respuesta, están reprimiendo las voces pro-palestinas en tal medida que enorgullecería  al senador Joseph McCarthy. Esta escandalosa censura y represión tiene importantes implicaciones para la lucha de clases en el futuro: el movimiento obrero debe responder.

La siguiente es una entrevista realizada por marxist.com a un profesor palestino que vive en Cisjordania. Proporcionan un poderoso testimonio ocular de la brutal violencia ejercida contra los palestinos por los colonos ilegales israelíes, respaldados por las FDI. También expresa su frustración hacia la Autoridad Palestina y las élites gobernantes en el Medio Oriente, que están abandonando a Palestina a su suerte; en marcado contraste con la enorme solidaridad de las masas de la región. El entrevistado ha solicitado permanecer en el anonimato, por razones de seguridad.

El brutal bombardeo de la ciudad de Gaza, con el enorme número de muertos -más de 11.000 registrados oficialmente hasta ahora, con otros 3.000 desaparecidos- y la destrucción masiva de infraestructuras, el bombardeo de hospitales, escuelas, campos de refugiados, los ataques contra ambulancias y personal médico, ponen de relieve la barbarie de la embestida del ejército israelí contra el pueblo palestino.

La matanza en Gaza ha alcanzado el sombrío hito de 10.000 muertos, mientras que más de un millón han sido desplazados sin ningún lugar a donde ir. Para dar perspectiva de esta cifra, las Fuerzas de Defensa Israelí (FDI) han matado a más personas en Gaza en un mesque el número total de muertes de civiles ucranianos en los 21 meses transcurridos desde que estalló la guerra de Ucrania en febrero de 2022. Esta última cifra se situó en 9.600, según la estimación del mes pasado.

“Las difamaciones de los políticos no se deben a que sean fuertes... Tienen miedo de que el pueblo, nosotros los trabajadores, seamos conscientes de nuestro propio poder. Miedo de que los trabajadores nos unamos, nos organicemos y amenacemos su dominio." Fredrik, un comunista de Revolución (CMI en Suecia), habló en la manifestación de 10.000 personas en solidaridad con Palestina en Estocolmo el sábado 28. Este es su discurso.

Page 1 of 2