Analisis

Los pasados viernes 17, sábado 18 y domingo 19 de mayo, 110 comunistas de todas partes del país (y extranjeros) nos reunimos para fundar la Organización Comunista Revolucionaria (OCR), que será la sección mexicana de la Internacional Comunista Revolucionaria.

En un ambiente electrizante, alrededor de 400 comunistas de todo Canadá y Québec se reunieron en Montreal y fundaron oficialmente el Partido Comunista Revolucionario (PCR). Nuestro objetivo: ser la generación que derroque al capitalismo durante nuestra vida, y sentar las bases para construir una sociedad libre de explotación, violencia y opresión. 

Lo que empezó con protestas de docentes por el aumento salarial se amplió a un motín policial que dura ya una semana y la rebelión de las bases autoconvocadas de maestros, trabajadores de la sanidad, de la energía y otros estatales en la provincia de Misiones, en el extremo noreste del país, a unos 1000 km de la capital Buenos Aires.

Ayer los medios de comunicación de todo el mundo se estremecieron con la sorprendente noticia de que el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, solicita órdenes de captura por crímenes de guerra contra Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, y Yoav Gallant, el ministro de Defensa. 

La semana pasada se fundó oficialmente el Partido Comunista Revolucionario en Gran Bretaña, en medio de uno de los periodos más turbulentos de la historia. Los acontecimientos explosivos muestran la necesidad de una dirección marxista audaz. Únete al PCR y ayúdanos a construir esa fuerza.

El fin de semana pasado, del 3 al 6 de mayo, 600 trabajadores y jóvenes se reunieron en Londres para el lanzamiento del Partido Comunista Revolucionario en Gran Bretaña. Este congreso representa un hito histórico. Únete a nosotros hoy, organízate y ayuda a construir el PCR.

El ataque a Rafah ha comenzado. El lunes 6 de mayo, las Fuerzas de Defensa Israelí lanzaron ataques aéreos contra la ciudad y conminaron a la evacuación de alrededor de 100.000 palestinos de los barrios orientales de la ciudad a las denominadas «zonas humanitarias» de al-Mawasi, hacia la costa, y a una zona al oeste de Jan Yunis.

El martes 30 de abril por la noche, la policía se cruzó de brazos y permitió a una turba de extremistas sionistas asaltar violentamente el campamento de solidaridad con Palestina de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). Los medios de comunicación y los políticos de todo signo han tachado de violentas, racistas y antisemitas las protestas pacíficas a favor de Palestina que se están produciendo en Estados Unidos. Pero ha habido una conspiración de silencio en torno al verdadero racismo manifiesto y la violencia extrema de los sionistas que han atacado los campus estos últimos días.

El viernes 26 de abril, la policía israelí, fuertemente armada, allanó las oficinas en Nazaret del Partido Comunista de Israel (PCI), y de la coalición Hadash de la que forma parte, en vísperas de la manifestación anual, perfectamente legal, del Primero de Mayo. Esta vergonzosa violación de los derechos democráticos muestra la total hipocresía de los imperialistas que justifican su apoyo a la masacre de Israel en Gaza con referencias a que ésta es «la única democracia de Oriente Medio». Extendemos nuestra plena solidaridad a los miembros de Hadash y del PCI ante la represión del Estado sionista.

El gobierno de Javier Milei sube nuevamente la apuesta en el deterioro de las condiciones de vida y trabajo de la clase trabajadora, y como parte de la eliminación de los subsidios que se vienen implementando hace unos meses, hoy, les toca a las tarifas de los boletos de tren en el AMBA y también en los de larga distancia, llegando los aumentos a un 54% y en larga distancia hasta 2000%.

El viernes, los comunistas echaron al odiado diputado conservador y ex-ministro Jacob Rees-Mogg del campus de la Universidad de Cardiff, Gales. Los políticos del “establishment" y los medios de comunicación han respondido con un frenesí. Nosotros seguiremos intensificando la lucha para derrocar a nuestra clase dominante imperialista.

Del 12 al 14 de abril, Marina di Massa se vio inundada por el entusiasmo revolucionario de cientos de militantes comunistas, reunidos en el Congreso Nacional de Sinistra Classe Rivoluzione, la sección italiana de la Corriente Marxista Internacional. Este congreso marcó un punto de inflexión histórico en la lucha por el comunismo en Italia. Durante el debate, los camaradas del SCR decidieron lanzar una campaña para construir el Partido Comunista Revolucionario, que se fundará oficialmente en otoño y será parte integrante de la Internacional Comunista Revolucionaria.

[Publicamos este artículo de los camaradas de Comunistas Revolucionarios de América, la sección estadounidense de la Corriente Marxista Internacional. Los camaradas han estado interviniendo activamente en el creciente movimiento de campamentos de solidaridad con Gaza y plantean sus propuestas acerca de como desarrollarlo.]

La semana pasada, los trabajadores de la planta de Volkswagen en Chattanooga, Tennessee, votaron a favor de afiliarse al United Auto Workers (UAW), el sindicato del sector del automóvil. El abrumador resultado (2.628 votos a favor y 985 en contra) es el primer éxito de la UAW en un fabricante de automóviles de propiedad extranjera en el Sur del país. Shawn Fain, Presidente del UAW, lo calificó como "la primera ficha de dominó que cae" en la campaña del sindicato para organizar a 13 empresas, entre ellas Tesla, BMW, Toyota, Nissan, Honda y Hyundai. El próximo objetivo es una planta de Mercedes-Benz en Vance, Alabama, donde 5.200 trabajadores votarán del 13 al 17 de mayo. 

En más de 60 universidades y facultades de todo Estados Unidos estudiantes y profesores organizan campamentos en un movimiento creciente contra la masacre en Gaza. Toda una generación está siendo politizada y sacando conclusiones sobre la naturaleza del imperialismo, el papel de la policía y el Estado y la necesidad de acción colectiva.

Las protestas contra el ataque genocida de Israel en Gaza, respaldado por Estados Unidos, se intensifican en los campus universitarios de todo el país. El 17 de abril, estudiantes de la Universidad de Columbia, en Nueva York, organizaron el "Campamento de Solidaridad con Gaza", exigiendo que la universidad desinvierta de Israel y de las empresas que se benefician de la matanza. La protesta coincidió con la comparecencia de la presidenta de la Universidad de Columbia, Minouche Shafik, en una audiencia en el Congreso con el objetivo de tachar de antisemita al movimiento de solidaridad con Palestina.

Una nueva Nakba no es sólo un sueño de la extrema derecha israelí, sino que también sería una oportunidad rentable para el "libre mercado". Varias empresas occidentales están especulando en los territorios palestinos ocupados, y los bancos lo han promovido con más de 300.000 millones de dólares en inversiones y acciones ya vinculadas a los territorios.

Los días 6 y 7 de abril, comunistas de toda Irlanda se reunieron en Dublín para el Congreso fundacional del grupo irlandés de la Corriente Marxista Internacional (CMI). Nos acompañaron invitados internacionales del Partido Comunista Revolucionario de Gran Bretaña y del centro internacional de la CMI. A lo largo de los dos días asistieron 33 personas procedentes de Dublín, Navan, Belfast, Bangor, Derry y Galway, la reunión más grande de la CMI en Irlanda hasta la fecha.