Europa

Cuando el ministro de Defensa ruso apareció en los medios de comunicación estatales para informar de que había ordenado la retirada de la orilla occidental del río Dnipro, incluida la ciudad de Jersón, situada en la orilla oriental, la noticia fue inmediatamente aclamada por los medios de comunicación occidentales como una gran victoria para el ejército ucraniano.

Si hubiera que creer a los medios occidentales y las declaraciones de los funcionarios de ambos lados del Atlántico, se tendría la impresión de que Ucrania está ganando la guerra contra Rusia y que es solo cuestión de tiempo antes de que Putin sea derrocado por su propio pueblo. Para entender lo que realmente está sucediendo, primero debemos atravesar la niebla de propaganda que rodea esta guerra.

El coste de la energía se ha disparado. A los representantes de la clase dominante europea les preocupa mucho que esto pueda conducir a la desindustrialización, al desempleo y a una respuesta contundente de la clase trabajadora. Se habla de un nuevo invierno del descontento.

El 11 de octubre, el gobierno francés decidió utilizar los poderes del Estado para “requisar” varios depósitos de petróleo donde los trabajadores estaban en huelga desde el 27 de septiembre. Esto ha llevado al llamamiento de un día de huelga nacional el martes (18 de octubre). Después de una gran manifestación contra el costo de la vida ayer (16 de octubre), la lucha de clases en Francia vuelve a la escena.

Se suele decir que la gente tiene el gobierno que se merece y esta idea no nos parece correcta. Trotsky lo explicó en su magistral artículo, Clase, Partido y Dirección. Las mismas personas pueden, y ocurre de hecho, tener gobiernos muy diferentes en un espacio de tiempo muy corto.

Liz Truss ha ganado la carrera por el liderazgo tory, convirtiéndose en la última primera ministra británica. Heredará una serie de crisis: desde el aumento de los precios de la energía y la "estanflación", hasta una creciente ola de huelgas. Explosiones revolucionarias están en el horizonte.

El 6 de septiembre, el editor de América Socialista, Jorge Martín, participó en el programa de TeleSUR "Jugada Crítica" para analizar la relación entre la oleada de huelgas en el Reino Unido y la crisis del capitalismo.

Independientemente de sus intenciones, las acciones de Gorbachov facilitaron la destrucción de los vestigios finales de la Revolución Rusa, que fueron repartidos y consumidos por una camarilla de ladrones y mafiosos, que gobiernan Rusia hasta el día de hoy. Este artículo explica los acontecimientos que rodearon la caída de la URSS y el papel de Gorbachov en esta calamidad histórica para la clase obrera rusa y mundial.

Presentamos el vídeo documental sobre la Revolución española y la Guerra Civil realizado por el equipo de comunicación de Lucha de Clases para nuestro canal de YouTube y que presenta un análisis marxista de los motivos de la derrota revolucionaria y la victoria de la reacción franquista. Desde Lucha de Clases animamos a ver este vídeo, comentarlo y discutirlo colectivamente, es un documento que encierra poderosas lecciones para el mañana.

La dimisión de Boris Johnson ha abierto un nuevo capítulo en la crisis del capitalismo británico. La clase obrera está despertando. Una nueva generación se está moviendo hacia la lucha. Debemos construir las fuerzas del marxismo para prepararnos para estos acontecimientos titánicos.

A principios de julio, los tribunales ucranianos decretaron la prohibición del Partido Comunista de Ucrania (PCU) y la incautación de sus bienes. Este ataque antidemocrático es parte de una campaña escandalosa para aplastar la disidencia política y manchar la imagen del 'comunismo' al asociarlo con el imperialismo ruso.

El editor de América Socialista (www.americasocialista.org) Jorge Martín participó ayer en varios programas televisivos para explicar los auténticos motivos de la dimisión del primer ministro británico Boris Johnson, tanto los motivos inmediatos de los ministros que exigieron su renuncia, como los planes de un sector importante de la clase dominante británica.

Tras permanecer 15 horas detenido, pasando la noche en una celda policial junto a presos comunes, finalmente el compañero Juan Glop fue liberado este mediodía tras prestar declaración ante el juez. La agresión y detención policial del compañero provocó un gran movimiento de solidaridad, sin el cual esta injusticia no habría adquirido el impacto social que ha generado en todo el Estado.