A pesar de que había sido ampliamente predicha, la aplastante victoria de Bernie Sanders en las primarias de New Hampshire provocó ondas de choque. Después de perder por poco en Iowa (y es muy probable que el resultado haya sido manipulado), Sanders venció a Clinton por un margen de más de 20 puntos el pasado martes 9 de febrero.   Este resultado ha producido desconcierto entre los comentaristas. Eso era algo que se suponía que no podía suceder.

Los resultados del Caucus en Iowa están ahí. Bernie Sanders, que se identifica como socialista y pide una "revolución política contra la clase multimillonaria", fue derrotado por Hillary Clinton por un mero 0,3% -mucho menos que el margen de error estadístico. Hace un año, Clinton fue designada para alcanzar la nominación del Partido Demócrata sin oposición. Sanders fue retratado, en cambio, como un candidato de protesta irrelevante al que sacaba una ventaja de 50 puntos.

Los canadienses votaron el 28 de octubre a favor del cambio y rechazaron la austeridad de los conservadores de Stephen Harper. Tras una década en el gobierno y una larga campaña, se ha puesto fin a la era conservadora de recortes y divisiones. Sin embargo, el Partido Laborista de Canadá, el Nuevo Partido Democrático (NDP, por sus siglas en inglés) no supo aprovechar este estado de ánimo anti-austeridad.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!