En la primavera de 2006, millones de trabajadores inmigrantes inundaron las calles de los Estados Unidos para decir "¡Ya basta!" Un ultra reaccionario proyecto de ley de "reforma migratoria" defendido por el republicano de Wisconsin Jim Sensenbrenner fue el desencadenante, pero la frustración acumulada durante décadas, así como las peligrosas condiciones de trabajo, los bajos salarios, la discriminación, y el miedo constante a las redadas y deportaciones habían alcanzado el punto álgido. La voluntad arrolladora y la determinación para luchar desbordaron los límites "seguros" de las organizaciones tradicionales por los derechos de los inmigrantes y asociaciones benéficas sin fines de lucro.

Boston, 17 de abril 2013— Dos días más tarde, todavía aturdido por la horrible escena de dos bombas que dispersaron a las multitudes festivas que animaban a los corredores que cruzaban la línea de llegada de la 117ª marcha de la maratón de Boston, los residentes de la zona de Boston están preguntándose “¿Por qué?”

6.000 millones de dólares y más de un año de campaña más tarde, pareciera que el statu quo permanece igual. Obama sigue siendo presidente, los Demócratas controlan el Senado y los Republicanos controlan la Cámara de Representantes. En la superficie, "nada ha cambiado". A primera vista, esto es correcto. Como hemos explicado muchas veces antes, Obama y Romney son los defensores y abogados del sistema capitalista. Nada fundamental iba a cambiar, no importa quién ganara. Sin embargo, las apariencias pueden ser engañosas.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!